Oso Polar

(Ursus maritimus) El oso polar es la especie más grande de oso y es nativo del círculo polar ártico. Además de ser el oso de mayor tamaño, también es el depredador terrestre más grande.

A pesar de que la mayoría de las crías nacen en tierra firme, pasan casi todo su tiempo en el hielo marítimo. De hecho su nombre científico significa “Oso Marítimo”. Al ser tan dependientes del mar, están considerados como mamíferos marinos, al igual que las focas o las ballenas.

El calentamiento global, lo está dejando sin un lugar de caza; por esta razón está catalogado como una especie vulnerable. También ha formado parte de la cultura; de muchos pueblos cercanos al polo norte.

Características

Oso Polar

Son animales de apariencia robusta y de gran tamaño. Tienen la cola más corta entre los osos, midiendo entre 7 y 13 centímetros.

Como pasa con los animales que viven en climas fríos, esta especie tiene patas robustas, con orejas cortas y redondeadas. Sus pies son particularmente grandes y un poco palmeados; para distribuir mejor su peso y nadar con mayor facilidad.

Sus pies pueden medir hasta 30 centímetros y tienen almohadilla que le dan tracción sobre el hielo. Además tienen poderosas garras que le ayudan a excavar en el hielo y a tener una mayor tracción.

Tamaño del oso polar

 

Además de la subespecie de oso pardo llamado oso Kodiak, no existe ninguno que iguale su tamaño. En la especie está presente fuertemente el dimorfismo sexual; siendo los machos hasta 2 veces más pesados que las hembras.

De hecho los osos polares son uno de los mamíferos con mayor dimorfismo sexual; solo siendo superado por los miembros de la familia de los elefantes marinos, los (pinnípedos).

Los machos miden en promedio entre 2,4 y 3 metros de largo, con un peso entre 350 y 700 kilos. Mientras que las hembras miden entre 1,8 a 2,4 metros de longitud, con un peso promedio de 150 a 250 kilos. Aunque cuando están embarazadas y son de un buen tamaño pueden llegar a pesar hasta los 500 kilos.

Por otra parte la altura del suelo a los hombros de un individuo promedio es de 122 a 160 centímetros.

El ejemplar más grande del que se tienen registros, era un macho que pesaba 1.002 kilos, que fue asesinado en Alaska en 1.960. Aunque no se tienen suficientes pruebas para afirmarlo.

Aislamiento contra el frió

Los osos polares tienen una capa de grasa debajo de la piel, que los protege del frió, dicha capa puede tener hasta 10 centímetros de grosor.
Su pelaje consta de dos capas, la interior es densa y la exterior de protección, que mide entre 5 a 15 centímetros. El pelo de los machos en las patas delanteras, no deja de crecer hasta que cumplen los 14 años. Se cree que cumplen una función similar a la melena de los leones.

La piel de estos osos es negra, para captar mejor la luz del sol y su pelaje blanco se va amarillando a medida que el individuo envejece.

Capacidades físicas

Son excelentes nadadores, tienen la capacidad de nadar durante varios días sin comer ni beber. Un individuo monitoreado, nado 700 kilómetros durante nueve días, de la playa a un tempano de hielo; luego avanzo otros 1.800 kilómetros por el hielo.

El individuo monitoreado era una hembra con un cachorro. Durante el nado, perdió el 22% de su peso y lamentablemente el cachorro murió.

Pueden nadar hasta 10 km/hr y cuando corren alcanzan hasta los 40 Km.