Oso Pardo

( Ursus arctos ) El oso pardo habita en Europa, Asia y en norte América. Es la especie más extendida del planeta y además es una de las más grandes. Es considerado en varios países europeos, como animal nacional.

Aunque el número de la población se ha estado reduciendo y en algunas zonas dejo de habitar; la (UICN) lo considera una especie de preocupación menor. De hecho, un estudio llevado a cabo en el 2.017 estimo que su población total es de 110.000 individuos.

Esta especie junto con el oso negro americano; son las dos únicas especies de osos que no están catalogadas como amenazadas.

Características del oso pardo

Oso Pardo

Tienen un cuerpo grande y robusto, con las patas traseras más largas que las delanteras. Tienen grandes garras sin filo, las cuales están curvadas y miden entre 5 y 10 centímetros de largo.

Debido a su peso, no es común ver a un oso pardo adulto trepando a un árbol. Aunque en ocasiones las hembras de menor tamaño lo hacen.

Esta especie es la única que tiene una joroba, completamente conformada de musculo. La cual le brinda una fuerza extra, al estar excavando en búsqueda de comida o cuando prepara un refugio para invernar.

Pelaje

Su pelaje es largo y grueso, con una coloración típicamente marrón, aunque los tonos pueden variar.

En China, pueden tener un marrón blanquecino en el cuello, el pecho y los hombros y una coloración más oscura en el resto del cuerpo. En India pueden ser un poco rojizos; mientras que en norte América, el marrón puede ser tan crema que parece blanco o tan oscuro que parece negro.

El pelaje de invierno es muy largo y denso, llegando a medir 12 centímetros en los hombros, además es áspero al tacto. En cambio el de verano es más corto y escaso. Las poblaciones que habitan en climas fríos, tienden a tener un pelaje más largo.

Tamaño del oso pardo

Tamaño del oso pardo

Además de ser el oso con mayor distribución, también es el que tiene un tamaño más variable; esto se debe a las subespecies. Su tamaño también varía dependiendo de su género y de la época del año.

Los machos son hasta un 30% más grande que las hembras. También un oso pardo pesa más en otoño, cuando está repleto de comida y preparado para invernar; comparado a cuando se despierta en primavera.

El tamaño promedio de esta especie esta entre 1,4 y 2,8 metros de largo sin tener en cuenta la cola, la cual mide entre 6 a 22 centímetros. Con una altura del suelo a los hombros de 70 a 153 centímetros.

Los ejemplares más grandes, pueden alcanzar un tamaño similar; al oso más grande del planeta (El Oso Polar). Mientras que las hembras, particularmente pequeñas después del invierno; pueden pesar lo mismo que oso más pequeño (El Oso del Sol).

¿Qué come el oso pardo?

El oso pardo es omnívoro y su dieta es la más variada entre todos los osos. Normalmente pensamos que la mayor parte de su dieta se compone de carne, pero esto no es así. Porque alrededor del 90% de su ingesta, está conformada por materia vegetal.

Los vegetales más frecuentes de los que se alimentan son bayas, piñas, bellotas, raíces, brotes, musgo, flores y hongos.

Los insectos, larvas y las colmenas también representan un gran porcentaje de su dieta en verano y otoño, cuando se están preparando para hibernar.

Entre los animales que cazan se encuentran alces, jabalíes, bueyes almizcleros y caribúes. Además, los que viven donde hay salmones, suelen cazarlos y son su fuente de alimento principal cuando están disponibles.

Reproducción del oso pardo

Reproducción del oso pardo

La temporada de reproducción se da desde mayo hasta julio. Las hembras alcanzan la madurez sexual entorno a los 5 años de edad, mientras que los machos empiezan a reproducirse alrededor de los 6 años.

Las hembras suelen reproducirse cada 3 a 4 años, mientras que los machos lo pueden hacer todos los años. Esto se debe, a que las hembras deben de cuidar a sus cachorros.

Paren en promedio entre 1 a 3 cachorros por camada. Los recién nacidos nacen ciegos, sin dientes y son completamente dependientes de su madre. La cual les enseña y los protege con agresividad de cualquier amenaza hasta que son independientes, algo que ocurre en torno a los 2 o 3 años.

Artículos Relacionados