Oso Panda

(Ailuropoda melanoleuca) El oso panda también llamado panda gigante para diferenciarlo del Panda Rojo, es famoso por su pelaje de color blanco y negro y su dieta basada en Bambú.

Sin embargo, está clasificado como un mamífero carnívoro, porque en ocasiones, pueden complementar su dieta con animales pequeños. Su pariente más cercano es el oso de anteojos.

En el pasado la deforestación para la agricultura y la caza, redujeron su población drásticamente. Pero gracias a los esfuerzos de China, los números han ido aumentando. De hecho en 2.166 la (UICN) reclasifico la especie de “en peligro” a “vulnerable” y su población se estima en 1.864 individuos.

Características del Oso Panda

Oso Panda

Su pelaje es grueso y lanudo para protegerse de las bajas temperaturas. La coloración de las patas, los ojos, el hocico, las orejas y los hombros es negra; mientras que el resto del cuerpo es de color blanco.

Todavía no se sabe porque tiene estos colores; pero se cree que es para camuflarse entre su hábitat oscuro y nevado.

Las patas de estos animales tienen 6 dedos; usan el sexto dedo como un pulgar, para agarrar el bambú mientras comen.
Su esperanza de vida en la naturaleza es de 20 años y en cautiverio es de 30.

Tamaño

Oso Panda Gigante

El oso panda tiene un cuerpo mediano, comparado con los miembros de su familia y un cráneo, particularmente grande. Su tamaño promedio es de 120 a 180 centímetros de largo, con un peso promedio 70 a 130 kilos. Del suelo a los hombros miden entre 60 a 90 centímetros.

Tienen la segunda cola más larga entre los osos, con un tamaño promedio de 10 a 15 centímetros, solo siendo superado por el oso perezoso o labiado.

Subespecie

En 2.005 el panda Qinling, fue reconocido como una subespecie del oso panda. Se diferencia de la especie normal, por su pelaje blanco con marrón claro; en lugar del característico blanco y negro.

Además las marcas en sus ojos están desde el parpado hacia abajo, en lugar de estar sobre todo el ojo. También son de un menor tamaño.

Reproducción

Alcanzan la madures sexual cuanto tienen entre 4 y 8 años de edad. La hembra está en celo una vez al año, durante 2 a 3 días entre marzo y mayo.

El macho puede montarla en varias ocasiones, para asegurar una fertilización exitosa. El embarazo dura entre 95 a 160 días; la variación de tiempo se debe, a que el ovulo fertilizado puede pasar un tiempo en el sistema reproductivo, antes de implementarse en la pared uterina.

Las hembras paren en promedio entre 1 a 2 oseznos. Cuando nacen 2, la hembra suele escoger al más fuerte entre ellos y el otro muere de hambre. Se especula que solo produce leche, para alimentar a una cría.

Cuando nacen son ciegos, rosados y sin dientes. Teniendo en cuenta el tamaño, son las crías placentarias, más pequeñas del mundo.

Durante 3 a 4 horas las hembras dejan su guarida para alimentarse, lo que deja a su hijo a merced de cualquier peligro. Después de 30 días de nacido, su pelaje se ha terminado de desarrollar y al cabo de 75 a 80 días, las crías empiezan a gatear.

Pasados los primeros 6 meses, empiezan a comer bambú y se convierte en su alimento principal luego de cumplir un año.
Las hembras juegan con sus cachorros luchando y rodando con ellos. Después de 18 a 24 meses, el osezno deja de vivir con su madre.