Oso Negro Americano

( Ursus americanus ) El oso negro americano es un oso de tamaño mediano el cual es endémico de América del norte. Es uno de los osos más pequeños del continente, solo siendo superado por el oso de anteojos y además es el de mayor distribución entre las cuatro especies.

Gracias a su gran distribución y sus abundantes números, la (UICN) lo tiene clasificado junto con el oso pardo, como especies en menor preocupación. Solo estas 2 especies de entre las 8, no están consideradas como en peligro de extinción.

Características

Oso Negro Americano

Como es el caso de toda su familia, los osos negros tienen cuerpos grandes y robustos. Sus cabezas son grandes con hocicos alargados; las hembras suelen tener la cabeza más pequeña y puntiaguda. Tienen garras cortas, anchas en la base y afiladas en la punta.

Dichas garras le permiten trepar arboles con cierta facilidad. Tienen orejas pequeñas como todos los demás miembros de su familia y su cola mide en promedio 12 centímetros.

Son animales muy hábiles; pueden abrir frascos con tapas de rosca y abril las puertas de los carros con relativa facilidad. Además cuenta con una sobrecogedora fuerza física; se han registrado casos en donde voltean rocas que doblan su peso, usando tan solo una mano en búsqueda de comida.

Son capaces de correr a 40 Km/hr, Su sentido de la vista es bueno y su olfato es aún mejor.

Tamaño del oso negro americano

Osos Negros Americanos

Su tamaño varía dependiendo del género, la zona donde habitan y de la temporada. Los individuos que viven más al norte del continente tienden a tener un mayor tamaño.

La época del año también influye, en otoño justo antes de invernar, los osos negros pueden pesar hasta un 30% más que en primavera. Además los machos también son hasta un 33% más pesados que las hembras.

Su tamaño promedio es de 120 a 200 centímetros de largo, sin tener en cuenta la cola, con un peso que va desde los 50 kilos en las hembras más pequeñas; hasta los 250 kilos en machos de gran tamaño.

Del suelo a los hombros, miden entre 70 a 105 centímetros.
Los osos negros machos particularmente grandes, pueden superar en tamaño a la mayoría de los miembros en su familia, con las excepciones del oso pardo y el oso polar.

Coloración

A pesar de su nombre, su coloración es muy variable. Los osos negros americanos pueden ser blancos, amarillentos, canela, marrones oscuros o claros y varios tonos de negro.

Alrededor del 70% de todos los individuos son de color negro.

Debido a sus distintos tonos de color, puede ser confundido con el oso pardo. Aunque se podría distinguir, porque los osos pardos tienen una joroba.

Reproducción

Las hembras suelen madurar sexualmente cuando tienen 3 a 5 años de edad. Los machos pueden aparearse con varias parejas en la temporada de celo, siempre y cuando sea capaz de alejar a los otros machos.

El embarazo dura generalmente 235 días y paren a finales de enero y a principios de febrero. Una hembra puede parir entre 1 a 6 crías, generalmente pare 2 o 3. Nacen ciegos con el pelo gris.

Los cachorros a los 6 meses, pesan entre 18 a 27 kilos. Luego de cumplir 3 años, alcanzan la madurez sexual y su desarrollo termina al cumplir los 5.