Oso Malayo

( Helarctos malayanus ) El oso Malayo es la especie más pequeña de osos en el planeta. Además también es el que pasa más tiempo en los árboles.

En inglés  es conocido como «oso del sol» y en malayo recibe un nombre bastante peculiar “basindo nan tenggil”, lo que  significa “Aquel que se sienta alto”.

En la actualidad, están siendo amenazados por la caza ilegal y la destrucción de su hábitat. Es cazado principalmente para satisfacer el comercio ilegal de partes de animales exóticos  y en ocasiones por ser considerado como una plaga  por parte de los campesinos.

Características del Oso Malayo

Oso Malayo

Su apariencia es el de un animal robusto, con el hocico y las patas cortas. Su coloración más frecuente es negra, aunque también pueden ser grises o rojizos.

Tienen una marca muy característica en el pecho en forma de (U). Pero esta marca, también puede ser  un círculo o simplemente una mancha sin ninguna forma. Este parche puede ser de un color beige, ocre, naranja, crema o blanco.

Es el oso que tiene el pelo más corto entre su familia. El pelaje corto se debe a su distribución en climas cálidos. Cuentan con  unas poderosas mandíbulas y una lengua muy larga, la cual puede medir entre 20 y 25 centímetros. Usan sus mandíbulas y garras para abrir árboles en busca de alimento.

Tamaño del Oso Malayo

Su tamaño promedio es de 100 a 140 centímetros de largo sin contar la cola, la cual mide entre 3 a 7 centímetros. Del suelo a los hombros mide alrededor de 70 centímetros.

El peso promedio en los osos Malayos esta entre 25 a 65 kilos.

Comportamiento

Son de hábitos principalmente diurnos, aunque también pueden salir en las noches. Su habilidad para escalar árboles es muy buena. De hecho, le gusta descansar y tomar el sol en las copas de los árboles. También son excelentes nadadores.

Pasan la mayor parte de su vida, viviendo en solitario. Solo se reúnen con otros individuos en la temporada de reproducción o cuando una hembra  está criando a sus oseznos.

El oso malayo prefiere huir de las personas en lugar de atacarlas. Sin embargo, puede atacar con ferocidad si está acorralado o si es una hembra con crías.

Según las observaciones hechas por los científicos, esta especie no  hiberna. Debido a que en su entorno siempre hay comida disponible en cualquier época del año.

Dieta del Oso del Sol

Oso del Sol

Son animales omnívoros. Su dieta está conformada por hormigas, termitas, escarabajos, frutas, abejas y miel. Su apetito por la miel, le han ganado el sobrenombre de “oso melero”.

También pueden complementar su dieta con aves, reptiles y crías de ciervos.

Cuando las frutas son escazas, su dieta se vuelve principalmente insectívora. Abren con facilidad troncos podridos por la mitad o destruyen montículos de termitas, en su búsqueda de alimento.

En algunas zonas desempeñan un papel muy importante, en la dispersión de semillas.

Depredadores

Debido a su tamaño y a su cuerpo poderoso, pocos animales se atreven a cazarlos.

De hecho, solo los tigres y las pitones de gran tamaño suelen atacarlos. Sin embargo, las pitones normalmente los cazan cuando son jóvenes y están dormidos. Mientras que los tigres, suelen matarlos ocasionalmente pero no se los come.

Reproducción del oso malayo

Los osos malayos se pueden reproducir en cualquier época del año y alcanzan la madures sexual, alrededor de los 3 años de edad. El embarazo dura aproximadamente 95 días y las hembras suelen parir en las raíces de árboles grandes o en cuevas naturales.

Normalmente las camadas se conforman por uno o dos cachorros, los cuales pesan entorno a los 300 gramos. Nacen con los ojos cerrados y sordos, pero a medida que pasan las semanas, sus sentidos se desarrollan completamente.

Como pasa con otras especies de osos, las hembras de oso malayo cuidan muy bien a sus crías y los defienden con agresividad.

Los oseznos permanecen con su madre hasta los 3 años y luego se aventuran a vivir por ellos mismos. Se desconoce cuánto pueden vivir en estado salvaje, pero en cautiverio su esperanza de vida es de 20 años.

Dato Curioso

Estos animales son tomados de su entorno natural, para convertirlos en osos biliares. Este proceso es cruel y doloroso, en donde se le abre un hueco en el abdomen para extraerle la bilis. El hueco permanece abierto, para seguir extrayendo durante toda la vida.

La bilis de oso es utilizada en la medicina tradicional China. Sin embargo, se ha demostrado que no tiene ningún valor medicinal.

Artículos Relacionados