Lobo ártico

(Canis lupus arctos) El lobo ártico es una subespecie del lobo gris y también es conocido como: Lobo polar o lobo blanco. Son nativos de las regiones árticas de Canadá y Groenlandia.

Debido a que habitan en zonas tan remotas, no se encuentran amenazados por la caza y la destrucción de su hábitat. De hecho, son la única subespecie de lobo que no se encuentran amenazada.

Características del lobo ártico

Lobo ártico

Los lobos árticos son más pequeños que los lobos normales y también tienen las orejas y cuellos más cortos. Estas características le ayudan a retener su calor corporal, lo cual es muy importante en las zonas donde habita.

Tienen un pelaje grueso y muy aislante, el cual puede ser blanco o gris. También cuentan con una capa de grasa, la cual les sirve para mantener la temperatura y sobrevivir durante el invierno, donde el alimento es escaso.

Miden hasta 1,8 metros de largo incluyendo la cola. Del suelo al hombro miden alrededor de 70 centímetros y su peso ronda los 45 kilos, aunque los ejemplares de gran tamaño pueden llegar hasta los 70 kilos.

¿Qué comen?

Debido a la escases de presas, tienen que recorrer grandes distancias para encontrar comida. Los lobos árticos cazan en manadas y se alimentan principalmente de liebres árticas y bueyes almizcleros. También cazan en menor medida caribúes, lemmings, zorros árticos, aves e insectos.

También suelen comer carroña, principalmente en invierno donde algunos animales mueren por falta de comida o por las bajas temperaturas.

Reproducción del lobo ártico

Lopo polar o ártico

Los lobos polares son monógamos y viven en manadas. Estas se componen de una pareja reproductora y sus hijos. La temporada de reproducción se da entre enero a marzo y la gestación dura alrededor de 63 días.

Paren entre 2 a 6 cachorros por camada. Los cuales nacen ciegos, sordos, con un pelaje marrón y completamente dependientes de la manada. Las madres son muy protectoras y no se aleja de ellas hasta que cumplen las 2 semanas. Durante este periodo, tampoco permite que otros miembros entren a la guarida.

Al cumplir los 6 meses, los lobos comienzan a viajar con la manda y aprender habilidades de supervivencia. Cuando están entre los 2 a 3 años, maduran sexualmente y abandonan la manada en busca de nuevos territorios.

¿Cuántos lobos árticos hay?

La unión internacional para la conservación de la naturaleza (UICN), los tiene catalogados como animales de menor preocupación. Recientes estimaciones, afirman que hay alrededor de 200.000 lobos árticos en la naturaleza.

Amenazas

Lobo del ártico

Como vive en lugares tan remotos, el lobo polar o ártico no suele entrar en contacto con personas. Por esta razón, sus números siguen siendo abundantes.

Sin embargo el cambio climático, representan un gran peligro para la especie. Para los bueyes almizcleros y liebres árticas, encontrar alimento es cada vez más difícil, lo que está disminuyendo sus números. Como estos 2 animales son su fuente principal de alimento, cualquier problema que les ocurra los amenaza directamente a ellos.

Además las minas, oleoductos y carreteras, son cada vez más comunes en su territorio. Lo que fragmenta su hábitat e interrumpe su suministro de alimento.

Datos Curiosos

Los lobos árticos viajan mucho más lejos en busca de comida, que los lobos de los bosques y pueden durar varios días sin comer. Durante las cacerías, un miembro de la manada se queda atrás para cuidar a los cachorros.

En los meses de invierno, es crece una segunda capa de pelo para protegerse de las bajas temperaturas.

Artículos Relacionados