Leopardo

Leopardo

(Panthera pardus) El leopardo es un felino con un cuerpo poderoso, muy parecidos a los jaguares; de hecho están emparentados con ellos. A los individuos que nacen melanísticos (pelaje de color negro), se les llama panteras negras, los jaguares negros también son llamados así.

Habitan en África y Asia. Se encuentran en peligro de desaparecer por la destrucción de su habitad y la caza furtiva por sus pieles y la medicina tradicional. Según los datos, han perdido el 75% de su territorio histórico.

Características del Leopardo

Leopardo Animal

Su pelaje es grueso y suave. Los individuos que viven en climas fríos, tienen el pelo más largo en comparación con los que viven en climas calados.

Los leopardos que viven en climas cálidos tienen un color más claro, para estar más frescos. Por otro lado, el color oscuro les permite retener el calor con mayor facilidad. Este mecanismo de “calefacción” por medio de su color, está presenta en varios animales.

Están cubiertos por manchas oscuras a las que se les llaman “rosetas”. El único lugar donde no tiene marcas es su vientre, el cual es blanquecino y tiene un pelaje más suave. Las manchas en el leopardo forman un patrón único para cada individuo, de hecho, son similares a las huellas dactilares en los humanos.

Su coloración suele ser amarillo leonado. Sin embargo, también existen individuos negros y en muy raras ocasiones aparecen ejemplares blanquecinos o rojizos.

¿Cuánto miden los leopardos?

Por lo general su tamaño aumenta cuando son los depredadores más grandes de su ecosistema, es decir cuando en su territorio no habitan tigres ni leones. Miden entre 90 y 190 centímetros de largo, sin contar la cola. Los machos son más grandes que las hembras.

Los machos miden entre 60 a 70 centímetros del suelo a los hombros y pesan entre 37 a 90 kilos. Mientras que las hembras miden de 57 a 64 centímetros del suelo a los hombros y pesan entre 28 a 60 kilos.

El ejemplar más grande del que se tienen datos, pesaba 96 kilos y vivía en el sur de África.

Leopardo – Dieta

Dieta del Leopardo

Es un depredador que caza generalmente en el suelo, pero en ocasiones, emboscan a sus presas cayendo desde los árboles. Comen en promedio de 2 a 4 kilos de carne al día; cuando caza una presa grande, guarda lo que le sobra en matorrales o en las ramas de un árbol.

Se alimentan de más de 100 especies diferentes. Pero prefieren los animales que pesan entre 10 a 40 kilos; varias especies de venados se encuentran en este rango de peso y algunos primates.

Los leopardos cazan presas de mayor tamaño, cuando son los depredadores más grandes de la zona. De hecho se han registrado, ha individuos matando a jirafas jóvenes que sobrepasan los 200 kilos. La cacería más grande del que se tienen registro, es la de un ejemplar matando a un antílope que pesaba alrededor de 900 kilos.

En cambio cuando hay depredadores más grandes, cazan presas de menor tamaño, para evitar competir con un animal más fuerte. En algunas regiones de China donde las presas son escasas, su alimento principal son las ratas de bambú, las cuales pesan entre 1 a 4 kilos.

Comportamiento

Son animales territoriales y de hábitos nocturnos o crepusculares normalmente. Sin embargo en algunas regiones de África, su actividad principal es diurna o crepuscular.

Durante la noche recorren entre 1 a 25 kilómetros, en búsqueda de comida. Y pasan el día descansando en matorrales o en alguna rama entre los árboles.

Los leopardos son muy habilidosos, trepan arboles con mucha facilidad y a menudo suben a sus presas, para que no se las robe otro depredador. Además son capaces de saltar 3 metros verticalmente y 6 metros de forma horizontal. También logran alcanzar velocidades de hasta 58 km/hr, en sus persecuciones.

El tamaño de los territorios de cada individuo depende de la disponibilidad de presas. En los lugares donde la comida es abundante, los territorios son tan pequeños que van desde los 14 a los 38 km². En cambio donde la comida es escasa, incluso puede haber territorios de hasta 450 km². Los machos tienen territorios más grandes y además se pueden superponer con el de las hembras. Cuando se encuentran dos ejemplares, solo hay confrontaciones si pertenecen al mismo género.

Reproducción del leopardo

Crías de Leopardo

Son animales que viven en soledad, solo se reúnen con otros en épocas de reproducción. Las hembras duran en celo entre 6 y 7 días y el periodo de gestación dura 3 meses. La temporada de reproducción varía, dependiendo de donde habitan. En algunos lugares se pueden reproducir en cualquier época del año, en otros la temporada se da entre enero y febrero.

Dan a luz en matorrales, cuevas o en algún lugar cubierto, que ellas consideren adecuados. Paren entre 2 a 4 cachorros por manada; los cuales nacen con los ojos cerrados, que se abren en un máximo de 9 días.

Las crías permanecen con la madre entre 18 y 24 meses y la tasa de mortalidad es del 45% en el primer año. Las hembras cuidan a sus hijos, hasta que son capaces de cazar por su cuenta.

Viven en promedio de 12 a 17 años; los individuos que viven en cautiverio tienen una mayor esperanza de vida. El leopardo más viejo registrado, llego a vivir 24 años en un zoológico.

¿El leopardo está en peligro de extinción?

Están en peligro principalmente por la destrucción de su habitad; las personas transforman su territorio en tierras de cultivo o pastoreo.

Esto hace que sus presas sean cada vez más pocas y se ven obligados a salir de sus dominios en búsqueda de comida. Al hacerlo cazan el ganado, mascotas o incluso a personas; aunque es muy raro ser asesinado por un leopardo.

Los campesinos al verlos como un peligro potencial, los matan y matan sus crías siempre que tengan la oportunidad. Como si no fuera poco, los cazadores furtivos los matan para vender sus pieles y vender partes de su cuerpo; para satisfacer la demanda en la medicina tradicional de algunos países.

Entradas Relacionadas