León Asiático

El león asiático es una población de leones que habitan fuera de África y pertenece a una de las 2 subespecies llamada (Panthera leo leo). Aunque también recibe su propia nominación científica (Panthera leo pérsica).

Es una de las poblaciones de felinos más amenazadas del planeta. Pues los últimos ejemplares en estado salvaje, solo se pueden encontrar en una zona protegida en India. En el pasado se podían encontrar en toda Asia occidental y en Oriente Medio. Aunque sus números han estado aumentando desde el 2.010, todavía siguen siendo muy pocos.

Un estudio llevado cabo en 2.017 contó a 674 ejemplares, viviendo en la reserva. También es conocido como león Indio o león persa.

Características del León Asiático

León Asiático

El pelaje de esta población de leones varía desde el rojizo muy moteado de negro, hasta el gris o el beige, con cierta iluminación.

Las melenas de los machos no son tan abundantes como en otras poblaciones, por lo que siempre es posible ver sus orejas redondeas. Su tamaño es similar al de los leones de África central y son más pequeños que los leones africanos más grandes.

Pueden medir entre 220 a 280 centímetros de largo, incluyendo la cola. Como es bien sabido por todos, los machos son más grandes y pesados que las hembras.

Un macho promedio mide de 100 a 120 centímetros del suelo a los hombros y pesa entre 150 a 190 kilos. En cambio las hembras miden de 80 a 107 centímetros de altura y pesan 100 a 120 kilos en promedio.

León Asiático – Hábitat

Habitan en el bosque de Gir, una zona que mide 1.412 km². Este bosque fue declarado en 1.965, como un santuario para la preservación de la especie. Los leones asiáticos habitan en bosques tropicales, bosques secos, bosques espinosos y en sabanas.

Gracias a los esfuerzos de algunas personas, la especie se está recuperando del borde la extinción. En 2.010 donde se incrementaron los esfuerzos para protegerlos, tan solo había 411 individuos.

Dieta del León Asiático

Las presas del león asiático suelen pesar entre 50 a 550 kilos. Entre sus presas más frecuentes se encuentran los siguientes animales: ciervo manchado, ciervo sambar, búfalos de agua y en algunos casos jabalíes. Cuando se pueden alimentar de ganado doméstico, lo hacen.

Su presa principal es el ciervo manchado, con un peso promedio de 50 kilos. Además de este ciervo, los búfalos y el ganado complementan la mayor parte de su dieta.

Por lo general cazan a la mayoría de sus presas, a menos de 100 metros de alguna fuente de agua. Luego arrastran a sus presas, hacia algún tipo de cobertura y empiezan a devorarla. Los machos comen 50% más carne en cada cacería, en comparación a las hembras.

En algunas ocasiones también se ha visto cazando dromedarios y en los meses de verano, también se pueden alimentar de cocodrilos asaltantes.

Comportamiento

León Asiático

El león Asiático no es tan sociable como los leones africanos. De hecho los machos y las hembras, generalmente no están en una misma manada y solo se reúnen en la época de apareamiento. Las hembras conforman manadas de hasta 12 individuos, mientras que los machos forman coaliciones de máximo 4 individuos. Los miembros de cada grupo permanecen unidos y colaboran para cazar y defender el territorio.

El territorio de los machos es más grande que el de las hembras y además; el territorio que defienden las coaliciones, generalmente albergan al menos una manada femenina. Como cabría esperar, las coaliciones son más eficientes que los machos solitarios a la hora de proteger sus dominios.

Los leones asiáticos están más activos al atardecer y en la noche, este periodo de actividad coincide con de sus principales presas.

Reproducción de los Leones Asiáticos

Reproducción del León Asiático

La temporada de reproducción se da entre octubre y noviembre. Las hembras quedan en celo durante 3 a 6 días, en este periodo de tiempo ninguno de los dos se alimenta y solo toman agua.

El embarazo dura casi 4 meses, luego paren entre 1 a 4 cachorros por camada. Las crías se convierten en adultos luego de los 2 años y permanecen con la manada como máximo un año más.  Luego emprende un viajen en búsqueda de su propio territorio.

Los machos dominantes tienden a aparearse con más frecuencia, que sus compañeros de coalición. Por otra parte las hembras pueden aparearse con varios machos de manadas cercanas y sus cachorros no corren el riesgo de ser asesinados por ninguno de ellos. Sin embargo, cuando ingresa un macho proveniente de otro lugar, intentara matar a las crías cuando tenga la oportunidad.

Las hembras tienen en promedio, una camada cada dos años.

Artículos Relacionados