Hiena Rayada

( Hyaena hyaena ) La hiena rayada es una de las especies con mayor distribución en su familia y la segunda más pequeña, solo por debajo del lobo hormiguero. Se encuentran en el este y el norte de África, pasando por el Oriente Medio hasta el subcontinente Indio.

En la actualidad la especie se encuentra amenazada; porque se considera que su población no supera los 10.00 individuos. Las razones principales es la escases de presas y la caza furtiva.

En algunas regiones es considerada como un animal con propiedades mágicas y usan algunas partes, para fabricar amuletos.

Características de La Hiena Rayada

Hiena Rayada

Tienen un torso bastante grande y robusto, pero corto. Las piernas delanteras son considerablemente más largas que las traseras. Además tienen la cabeza y el cuello robusto y compacto.

Su tamaño promedio es de 85 a 10 centímetros de largo, sin tener en cuenta la cola; la cual es corta y mide entre 25 y 40 centímetros. Del suelo a los hombros mide 60 a 80 centímetros. Con un peso que va desde 22 hasta 55 kilos; el peso promedio de la especie es de 35 kilos.

Tienen glándulas sebáceas cerca del ano y cuando es atacada; rocía esta sustancia con un fuerte olor a acre sobre su agresor. El sentido de la vista está bien desarrollado, pero el oído y el olfato no es muy agudo.

El largo de su pelaje, varía según la estación. En invierno su pelo es largo, tupido y suave. En cambio en verano su pelaje se vuelve más corto y no es tan abundante.

Comportamiento

La hiena rayada es de hábitos nocturnos; abandona su madriguera al caer la noche y regresa antes del amanecer. Pueden vivir solos o en parejas, incluso en algunos lugares se han visto grupos de hasta 7 individuos.

Pegan la sustancia de sus glándulas anales, sobre árboles, rocas, montículos o algún objeto, para marcar su territorio. Aunque marcan su territorio, no son animales territoriales. De hecho, los territorios de caza de diferentes grupos, con frecuencia se superponen entre sí.

Esta especie no hace tantos sonidos como la hiena manchada; aunque también está presente el sonido similar a la risa y los aullidos.

Hiena Rayada – Dieta

Dieta de las Hienas Rayadas

Su dieta se compone mayormente por carroña, en especial cadáver de ungulados (Mamíferos con pesuñas). La hiena rayada no es quisquillosa para comer, de hecho si tan solo hay huesos, los tritura para comerse la medula ósea o también pueden comerse los huesos. Los buitres son la única excepción, al parecer no les gusta su carne.

Ocasionalmente también mata a su propia comida. Normalmente los ataca por la ingle o los laterales y busca propinar una herida mortal, al sacarle los intestinos. Las presas que suelen cazar son jabalíes, burros salvajes, tortugas y puercoespines.

Complementan su dieta comiendo frutas e insectos. Debido a que estos animales se alimentan principalmente de carroña, deben de tomar más agua que la mayoría de carnívoros. Esto se debe a que los animales en descomposición casi no tienen fluidos.

Reproducción de la Hiena rayada

Son animales monógamos (que solo tienen una pareja) y el periodo de reproducción, varía dependiendo de la zona donde habita.

El embarazo dura 3 meses y los cachorros nacen con los ojos cerrados y las orejas pequeñas; abren los ojos después de 7 a 8 días. Las crías salen de su guarida explorar su entorno, después de un mes de nacidos.

Después de 2 meses de nacidos son destetados y empiezan a comer alimentos sólidos. El macho ayuda con la crianza de los cachorros, hasta que tienen una edad suficiente y abandonan a sus padres. En la naturaleza la esperanza de vida de las hienas rayadas es de 12 años; mientras que en cautiverio pueden vivir hasta los 23.

Relación con otros Depredadores

Hiena Rayada

En Asia central y el medio oriente compiten con el lobo gris por la comida. En estas regiones una parte de su dieta, se compone de las presas que les roban a los lobos. Aunque cuando ellos están en manadas, pueden defender sus caserías con relativa facilidad.

En ocasiones estos dos animales pueden compartir la misma madriguera y en muy raras ocasiones, se han visto hienas rayadas viajando con manadas de lobos, sin causarse ningún daño.  Ambos resultan beneficiados, debido a que las hienas tienen más fuerza, sin embargo los lobos son mejores rastreando presas.

Los zorros rojos también es un competidor, por los cadáveres de gran tamaño. Estos astutos animales permiten que las hienas abran los cadáveres, porque las mandíbulas de los zorros no son tan poderosas, como para ser capaces de acceder a las partes blandas del cadáver. Luego empiezan a atormentar a las hienas, hasta que las echan del lugar. En ocasiones calculan mal los ataques y por consiguiente terminan muertos.

La hiena rayada también es capaz de robarle las cacerías a los leopardos y guepardos cuando están solos. Y a menudo se alimenta de los cadáveres de otros depredadores.

Artículos Relacionados