Animales peligrosos en Egipto

Los animales considerados los más peligrosos en Egipto, son dignos de temer y no deben ser subestimados. La selección que hemos hecho, abarca desde serpientes hasta los animales de gran tamaño como los cocodrilos.

Este artículo tiene el fin de saciar la curiosidad de las personas que quieren saber, cuales son los animales más peligrosos de esta nación.

Cocodrilo del Nilo

(Crocodylus niloticus) Es el segundo cocodrilo más grande, solo siendo superado por el cocodrilo marino. Vive en gran parte de África y pueden alcanzar hasta 6 metros de largo.

En la antigüedad eran venerados como un dios, por los egipcios y eran asociados a la fertilidad. Los machos son más grandes que las hembras. Según las cifras más de la mitad de ataques a humanos resultan ser fatales.

Cobra egipcia

(Naja haje) habita en los desiertos y las zonas áridas del norte de África. Es de hábitos nocturnos y puede llegar a medir hasta 2,5 metros de largo. Las cobras egipcias eran veneradas en la antigüedad como el símbolo de los faraones.

Su veneno es mortal para las personas, si no se recibe ayuda médica rápidamente. Es bastante territorial y ataca a todo el que entre en su territorio. Según algunas historias, esta serpiente fue la que utilizo Cleopatra para suicidarse.

Debido a su comportamiento irritable y a la potencia de su veneno, esta cobra es considerada uno de los animales más peligrosos en Egipto.

Pez león

(Pterois antennata) Se pueden encontrar en los arrecifes del océano índico y en el occidente del océano pacifico. Algunos lo llaman erróneamente como el pez escorpión. Crece hasta los 20 centímetros y es de hábitos nocturnos.

Tiene 11 aletas dorsales que están llenas de veneno. Su picadura es muy dolorosa y puede ser mortal. Usa colores vistosos para advertir a los depredadores, que no es algo que se quieran comer.

Hiena rayada

(Hyaena hyaena) Es la única especie de hiena, que se puede encontrar en Egipto. Pueden llegar a medir un metro y su peso promedio es de 40 kilos. Habita en bosques abiertos o en sabanas.

Se alimenta principalmente de monos, cabras, roedores, huevos, comadrejas y de carroña. Aunque no tienen depredadores naturales, las peleas con otros carnívoros en su afán por robar presas, causa la muerte de algunos ejemplares.

Los nativos de las regiones donde habita, aseguran que cazan vacas y mascotas, incluso que suelen atacar a los niños. Aunque en realidad, esto suele ser una exageración; no obstante se debe tener cuidado.

Entradas Relacionadas