Tirica

(Leopardus guttulus) El tirica es un pequeño gato salvaje que habita en Paraguay, Brasil y Argentina. También es conocido como gato tigre chico, gato pintado chico y gato tigre del sur.

En el pasado pertenecía a la misma especie del tigrillo. Pero un estudio realizado en el 2.013 demostró que el tirica y el tigrillo son dos especies diferentes.

Características del Felino Tirica

Tirica

Es un gato de tamaño pequeño con un peso promedio de 2,5 kilos. Aunque en ocasiones se pueden encontrar individuos pequeños, que pesan alrededor de 1,8 kilos y ejemplares particularmente grandes que alcanzan los 3,5 kilos.

Son animales con una constitución delgada y delicada. Como en la mayoría de los felinos, los machos son más grandes que las hembras. Miden entre 38 y 59 centímetros de largo, sin tener en cuenta la cola, la cual mide de 25 a 40 centímetros. Del suelo a los hombros mide entre 22 a 30 centímetros.

El pelaje es más opaco que el del tigrillo. Su pelaje es de color marrón amarillento y está cubierto por rosetas abiertas de un tamaño mediano. También su cola tiene de 7 a 13 anillos y la punta es de color negro.

Distribución

Habitan desde el centro al sur de Brasil, al norte de Argentina y al este de Paraguay. La densidad poblacional de la especie es baja; en promedio se pueden encontrar de 1 a 5 ejemplares por cada 100 km².

Solo en muy pocas áreas donde abundan las presas y el ocelote está ausente, su densidad aumenta hasta 15 ejemplares por cada 100 km².

Tirica Hábitat

Se encuentra distribuido en una gran variedad de hábitats. Como en bosques tropicales y subtropicales, bosques de pino, sabanas y las zonas cerca de la costa. En el pantano no suele habitar y prefiere vivir en sabanas secas y no en las pantanosas.

El tirica también se puede ver en territorios alterados por el hombre, como en las tierras de cultivo. Esto se debe a la abundancia de roedores, un animal del cual se alimenta. Aunque se limita en los cultivos que tienen una buena cobertura natural.

Como todos los felinos de Latinoamérica, el tirica no se aventura a un ambiente perturbado. Sino que permanece a su alrededor, aprovechándose del aumento de roedores.

Gato Tirica – Dieta

Son depredadores que se alimentan de una gran cantidad de presas. Su dieta está compuesta principalmente por animales pequeños, que pesan menos de 100 gramos como ratones, lagartijas, aves, marsupiales, musarañas y algunos insectos.

Pero en ocasiones, también cazan animales de mayor tamaño que pesan hasta 1,5 kilos, como patos, agutíes y monos pequeños.

Un estudio llevado a cabo en Argentina y Brasil, descubrió que los mamíferos pequeños representan hasta un 85% de su dieta; de este porcentaje los roedores son las presas más frecuentes.

Comportamiento

Felino Tirica

Es un felino solitario de hábitos principalmente nocturnos, aunque en algunas zonas, tienden a estar más activos durante el día.

Los científicos creen, que su comportamiento diurno en algunas regiones, es una estrategia para evitar un encuentro mortal con el ocelote. De hecho, el ocelote suele asesinar a los felinos más pequeños para evitar la competencia en sus presas.

El Tirica es muy hábil trepando árboles, aunque pasa la mayor parte de su tiempo en el suelo, porque la mayoría de sus presas son terrestres. El territorio de cada individuo es dos veces más grande de lo normal para un felino de su tamaño; esto también es una estrategia para evitar los depredadores más grandes.

Reproducción del felino tirica

Tirica

Alcanzan la madures sexual alrededor de los 2 años de edad y su periodo de gestación dura 75 días aproximadamente. Las madres son responsables de la crianza y les enseñan a sus hijos las habilidades necesarias para vivir.

Aunque se desconoce en qué fecha se da la temporada de reproduccón, se sabe que las hembras paren entre 1 a 2 crías por camada. Su esperanza de vida en estado salvaje es de 12 a 15 años y en cautiverio pueden vivir hasta los 20 años.

Conservación de  la especie

En la actualidad la lista roja UICN, ha catalogado a la especie como «Vulnerable». Sus principales amenazas son la destrucción de su hábitat, para convertirlas en tierras de cultivo o pastoreo.

Además es cazado por su piel. De hecho,  se calcula que alrededor del año 1.977  se cazaban unos 13.000 ejemplares por año. Aunque esta práctica ha disminuido considerablemente, aun se siguen cazando y sus pieles o cachorros son vendidos de forma local, para fabricar artículos o servir como mascotas exóticas.

Datos Curiosos

Según los guaraníes, aquellos que usan el cueros, los dientes o las garras de este felino, reciben la capacidad de moverse en silencio y la buena vista de los tiricas.

♦  Se estima que en Argentina hay menos de 3.000 ejemplares adultos. Además la lista roja UICN informo en el año 2.016, que hay 6.047 tiricas adultos en total.

En la especie existen individuos melanicos (Pelaje de color negro) y se han registrado varios avistamientos.

Artículos Relacionados