Ocelote

(Leopardus pardalis) El ocelote es un felino salvaje nativo del continente Americano. Es de hábitos nocturnos y crepusculares. Está catalogado  como una especie de preocupación menor en la lista roja de UICN.

Sus principales amenazas son la caza furtiva, los accidentes de tráfico y la destrucción de su hábitat.

Al estar distribuido en varios países, también se conoce por varios nombres  entre los cuales están: ocelote, tigrillo, jaguarcito, manigordo y jaguatirica.

Características del Ocelote

Ocelote

Son parecidos al margay y el tigrillo. De hecho, las tres especies pertenecen al género Leopardus. Pero los ocelotes son de mayor tamaño y la cola es más corta.

Es un gato de tamaño mediano, con un elegante pelaje corto y suave. El color de fondo varía de amarillo leonado a gris rojizo. Además, su cuerpo está cubierto por rayas y manchas en forma de cadena. Su cuello y el vientre son blancos.

Mide entre 55 y 100 centímetros de largo sin contar la cola. La cual mide de 30 a 50 centímetros. Del suelo a los hombros mide entre 40 y 50 centímetros. Su peso promedio esta entre 7 y 15 kilos.

Los ocelotes tienen un fuerte olor, con el cual marcan su territorio. El patrón en su pelaje es distinto en cada ejemplar y funciona similar a las huellas dactilares en las personas.

Distribución

Animal Ocelote

El ocelote es un animal muy extendido por el continente. Habitan desde el sur de Estados Unidos, pasando por México y centro América, hasta el norte de Argentina y en ocasiones el norte de Uruguay. No habitan en Chile.

Su densidad poblacional es la más grande de todos los felinos, que habitan en las zonas tropicales del continente. Con un promedio de 31 individuos por cada 100 km².

Son más abundantes en las zonas donde llueve con frecuencia y tienden a ser más escasos en lugares más áridos. Llegando a vivir tan solo 2 ejemplares en 100 km². El territorio de los machos  incluye el territorio de algunas hembras.

Hábitat del Ocelote

Ocelote Mexicano

Al estar ampliamente distribuido por el continente, el ocelote se ha adaptado a la vida en varios tipos de hábitats. Pueden encontrarse en bosques tropicales, bosques espinosos, bosques nublados y manglares.

Un estudio reciente demostró, que estos felinos prefieren zonas con cobertura vegetal, con abundancia de presas y con alguna fuente de agua. Tratan de evitar las zonas muy elevadas, porque las presas son escasas.

En zonas donde habitan jaguares, pumas y humanos; tiende a ajustar su horario de actividad  para evitar encontrárselos.

Los ocelotes se pueden adaptar a los cambios en su hábitat. Como los campos de cultivo, siempre y cuando haya cobertura natural y abundancia de presas.

¿Qué come el Ocelote?

El ocelote tiene varios métodos de caza. En ocasiones siguen los rastros de olor dejados recientemente o también suelen esconderse en un lugar transitado para emboscar a sus presas.

Cuando está buscando comida, normalmente se desplazan muy lentamente y sin hacer ruido. También evitan desplazarse por lugares despejados, sobre todo si es de día o si es una noche de luna llena.

Se alimenta de una gran cantidad de presas entre las que se encuentran: aves, roedores, armadillos, lagartos, peces, cangrejos, zarigüeyas, monos e insectos.

La mayoría de sus presas pesan menos de un kilo. Sin embargo, en ocasiones atacan animales de mayor tamaño como crías de venados o de pecaríes.

Dependiendo de la región donde habitan sus presas principales cambian. Por ejemplo, en México sus presas favoritas parecen ser iguanas. En cambio en Brasil, se alimentan normalmente de monos.

Comportamiento

Ocelote

Son animales solitarios, los cuales están activos durante el crepúsculo y la noche. Durante el día descansa y duerme sobre los árboles, debajo de las raíces de un árbol o algún otro lugar que sea fresco y que ofrezca algún tipo de protección.

Es un felino muy ágil y es capaz de trepar  con facilidad. En caso de ser atacado por un depredador (jaguar), saltara a un árbol y tratará de huir corriendo por las ramas.

También es bueno nadando. Marcan sus territorios con orina y defienden su territorio de otros ocelotes con ferocidad. Incluso pueden pelear hasta la muerte.

Reproducción del Ocelote

Ocelote cachorros

El periodo de apareamiento dura entre 4 a 5 días. Durante este tiempo las hembras maúllan fuertemente para atraer a los machos. Una vez formadas las parejas de apareamiento, copulan entre 5 a 10 veces al día. En los casos en que la hembra no queda embarazada, el proceso se repite cada 25 días. Gracias a esto, son capaces de reproducirse en cualquier época del año.

El embarazo en la especie dura entre 79 a 85 días. Cuando logran quedar embarazadas, las hembras hacen una madriguera entre la vegetación espesa y paren entre 1 a 3 cachorros por camada.

Nacen ciegas, pesando entre 200 a 340 gramos y grises con líneas y manchas de color negro; luego de unas semanas su pelaje cambia y sus ojos se abren.

Las hembras cambian a sus crías de madriguera unas 2 a 3 veces y las destetan luego de 6 semanas. Los cachorros son totalmente independientes al cumplir su primer año, pero pueden permanecer con su madre hasta cumplir los 2 años.

Luego de alejarse, los jóvenes buscan un territorio y alcanzan la madures sexual cuando alcanzan los 2 o 3 años de edad. En estado salvaje los ocelotes viven normalmente hasta los 10 años, mientras que en cautiverio pueden llegar hasta los 21 años.

¿El ocelote está en peligro de extinción?

Manigordo

Debido a su gran distribución y a su población mundial que se estima en 40.000 ejemplares adultos, la lista roja UICN, lo ha catalogado como una especie de menor preocupación.

Sin embargo, En México y Estados Unidos, el ocelote está catalogado como una especie en peligro de extinción. De hecho, en Estados Unidos se estima que hay alrededor de 60 individuos adultos.

El noroeste de México, también está sufriendo drásticas disminuciones y si no se les presta la atención adecuada, es probable que los ocelotes sean extirpados de estos lugares.

Artículos Relacionados